El Centro

El Centro

domingo, 2 de diciembre de 2007

Interesante artículo

Como profesores, intentamos hacer nuestra clases lo más atrayentes posible; son tantos los factores externos con los que tenemos que luchar (televisión, videoconsolas y demás), que muchas veces tenemos que hacer el indio. Al hilo de ésto, leo este artículo de Eduardo Cazenave (precursor y miembro del equipo de profesionales de la Fundación Proyecto Padres), que defiende "Tal vez, de tanto buscar que se diviertan (nuestros hijos), nos hemos olvidado de que el verdadero sentido de la educación, el mismo que el de la vida, es ser felices, y esto es mucho más profundo, complejo, completo y trabajoso que la mera diversión".

2 comentarios:

José Gallardo Ramos dijo...

Fenómenal. Me ha gustado ¡Que cunda el ejemplo!

conchi dijo...

Es la triste realidad,pero en los tiempos que corren,va a ser dificil darle todo a nuestros hijos,los mios solo se han criado conmigo y desde pequeños saben que no pueden tener todo lo que tienen sus compañeros,asi que primero preguntan,¿mama se puede?todo tiene un lado bueno y un lado malo,mis hijos no se estan criando con tanta superficialidad y cuando tienen algo lo disfrutan mas.